Skip to content

Seto de La Piotxa

Como hemos generado un paisaje en mosaico agroforestal

Si vais por la carretera de Cubelles hacia Mas Trader (como si quisierais ir hasta les Bassetes, nuestro robledal) y poco después de salir del pueblo; al atravesar las llanuras de Can Baró mirad a la derecha es decir hacia el este, podreis ver cómo estamos llevando a cabo un primer paso en la restauración ambiental hacia un paisaje en mosaico agrícola y forestal que mejorará la conectividad del corredor ecológico que representa la cuenca del Foix.

Tenemos que tener en cuenta el actual estado del paisaje y las necesidades de una sociedad como la nuestra: La realidad es que la mayor parte de las tierras fértiles de fondo de valle YA HAN SIDO TOTALMENTE DESPOJADAS DE BOSQUE; un bosque caducifolio de ribera cuyo habitat se limitaba a estos suelos fértiles y húmedos; para dedicarlas durante siglos a la agricultura. Para colmo, durante la última fase del siglo XX muchas de estas tierras llanas se urbanizaron, con lo cual ¡hemos perdido su potencial forestal y agrícola!

Proyectos como la custodia y restauración de les Bassetes pretenden recuperar manchas de gran tamaño de ese biotopo extinto pero, seamos realistas, el 99% del suelo sedimentario del Bajo Foix está utilizado aún por el cultivo de vid, de huerta, de fruta y, por desgracia, por la ciudad. Así que, de nada serviría salvar un bosque para que quede aislado, rodeado de tierra desnuda y cemento, ¿no creeis? Además, todos nosotros estamos consumiendo recursos de orígen agrícola y por lo tanto somos co-responsables del uso de este suelo y su histórica deforestación.

Por lo tanto sólo con un mosaico agrícola/forestal; es decir sólo en un paisaje en el cual cada campo tenga un seto en su linde; será posible alcanzar un equilibrio ecológico que asegurela conectividad entre masas forestales. Este ejemplo trata de la plantación de un seto en la cooperativa agrícola de la Piotxa. que produce huerta y fruta ecológica.

Estamos muy contentos y agradecidos a Lucas y la gente de la Piotxa, porque este es la primera vez que un productor agrícola profesional confía en ARBA Litoral para hacer restauraciones ambientales en su finca con el objetivo de mejorar la biodiversidad y al mismo tiempo beneficiar a una producción sostenible.

Una valla vegetal como ésta, compuesta en este caso de tres especies autóctonas (espino blanco, cornejo y madroño) puede cumplir varias funciones que benefician al agricultor:

1. Una vez crecida y ramificada con las ramas espinosas del espino blanco, la valla limitará la entrada de intrusos que causan daños al cultivo, tales como jabalíes y personas poco honestas. Una valla arbustiva ya adulta no se puede saltar como una tapia o una valla metálica: lica … Tampoco se oxida y es mucho más económica de instalar … Tarda en crecer, si, pero después puede durar siglos, mientras una valla metálica cuesta miles de euros y dura pocas décadas.

2. La valla arbustiva frena el viento, y esto crea condiciones ambientales más adecuadas para el crecimiento de los cultivos hortícolas, básicamente ahorra agua, porque no hay nada que seque tanto como un viento fuerte. Una hilera de arbustos de sólo 1 m de altura ya frena el viento hasta 200 m de distancia, ya que el aire es filtrado por innumerables hojas que le restan velocidad.

3. este filtro contra el viento actúa también como filtro contra la contaminación atmosférica y sonora, que provoca el tráfico dela carretera. La Piotxa será una finca más tranquila, y sus cultivos; que recordamos son ecológicos y saludables; tendrán las hojas libres de contaminantes.

4. El seto poseerá raíces que limitarán la erosión de este suelo tan fértil, hay que recordar que la labranza es una actividad que acelera los procesos erosivos y, por lo tanto, la pérdida del suelo fértil imprescindible para la procucción agrícola. Este seto no sólo retendrá miles de m3 que sino la finca perdería ¡Hay más! el seto producirá hojarasca que caerá al suelo, descomponiendose y transformandose a la larga en cientos de m3 de humus que las lombrices incorporarán en el suelo. ¡No hace falta decir que esto aumentará notablemente la productividad de esta huerta, así como la salud de los árboles frutales!

5. La Piotxa practica un cultivo sostenible; ecológico; y por tanto no utiliza los biocidas ni los fitosanitarios industriales más nocivos para la naturaleza. Para producir huerta sin envenenar la tierra hay que fomentar la presencia de fauna predadora que controle la población de la fauna fitògaga (herbívora) que; cuando crece en población; puede amenazar las cosechas.

Los arbustos autóctonos que hemos escogido atraen estos predadores hacia el interior de la Finca:

El espino blanco o majuelo (Crataegus monogyna) es un arbusto / arbolito caducifolio con ramas espinosas. Su floración primaveral atrae abejas y otros insectos polinizadores. Su fruta permanece en las ramas todo el invierno y es un alimento indispensable para muchos pájaros migratorios como el tordo y la charlo (Turdus sp). Las ramas espinosas son empleadas por el alcaudón (Lanius meridionalis), un pájaro depredador muy amenazado de extinción en el Baix Foix. El alcaudón; que parece un pajarito inocente y resulta ser un cazador formidable; clava sus presas (escarabajos, lagartijas y pájaros pequeños) en las espinas para poder comerlas.

El cornejo (Cornus sanguinea), arbusto caducifolio de tallo rojizo muy decorativo, es un fuerte atractivo para insectos depredadores del pulgón (que castiga cultivos hortícolas como las coles y las habas) como coccinélidos (mariquitas) e himenópteros (avispas solitarias) y también para polinizadores. Sus bayas atraen pequeños pájaros insectívoros como el petirrojo, la curruca o el mosquitero, que utilizan las ramas del arbusto como atalaya desde donde cazar insectos terrestres. Todo ello contribuye a mejorar la salud de la huerta ecológica.

Madroño (Arbutus unedo) este arbusto o arbolillo de hoja perenne y lauroide no sólo es atractivo durante todo el año. Su fruta es un comestible muy apreciado para mamíferos carnívoros como la garduña (Martes foina) y el zorro (Vulpes vulpes). Sabemos por los rastros territoriales que estos depredadores rondan de noche por los alrededores de la finca. esto es muy beneficioso para la huerta, ya que se dedican a controlar la población de conejos, topillos y ratones, los cuales amenazan la cosecha de Lucas!

Ahora sólo son tallos pelados dentro de los tubos protectores … pero esperad un par de primaveras, y disfrutareis de un espectáculo sensitivo al pasar por aquí y verá los colores, y los olores, que generará esta valla arbustiva.

Es así, mediante setos en los bordes de los cultivos, como queremos conectar los espacios naturales de la costa (desembocadura del Foix) con los del llano (robledal de les Bassetes) y a su vez con los de la sierra (máquias y encinares del Parc del Foix).

Mientras trabajábamos en la excavación y plantación del seto la vida silvestre reivindicaba su poder en este paisaje humanizado pero aún no totalmente destruido, una pareja de solemnes águilas ratoneras (Buteo buteo) nos deleitó con sus vuelos nupciales, y una graciosa lavandera blanca (Motacilla alba) se entretuvo picoteando insectos entre los terrones de la huerta labrada.

Muchas gracias tambien a vosotros, que nos leeis y nos apoyais con vuestras donaciones, os animamos a conocer y valorar tambien estas especies leñosas menores; los arbustos y los arbolillos; que utilizamos no sólo en la plantación de setos sinó como formadores de sotobosque en restauraciones ambientales de biotópos forestales (por ejemplo en les Bassetes cada roble que hemos plantado está acompañado de su correspondiente majuelo, cornejo, madroño, durillo,cornicabra, endrino o similar).

¿Sabeis? ¡no sólo de robles ni encinas está formado un bosque natural! El papel de estas especies humildes resulta imprescindible para el equilibrio ecológico.

Oriol Millán. ARBA Litoral.